16:00-17:15 – Twentieth-century Spanish Exile and Migration

Núria Codina (Technische Universität Chemnitz)

Literatura y compromiso social: de la novela de posguerra en España a una literatura global (This paper will be delivered in English)

Autores de la novela de posguerra en España como Juan Goytisolo, Camilo José Cela, Carmen Laforet o Mercè Rodoreda describen la situación de miseria en que vivía sumido el país a mediados del siglo XX. También los textos literarios centrados en la inmigración interior de los años sesenta ofrecen una imagen desmaquillada de la tierra de origen y de la de acogida. Un buen ejemplo de ello nos lo proporciona la obra de Francisco Candel, cuya familia emigró del País Valenciano a Barcelona. Sus novelas describen la emigración masiva de miles de personas procedentes de Murcia, Andalucía y Extremadura, así como el barraquismo, la pobreza y las duras condiciones de vida de las clases populares en Barcelona.

Asimismo, a principios del siglo XXI, la literatura transcultural ofrece una imagen realista y desmitificada de España, que difiere de la visión eufórica presente en el imaginario colectivo y en los medios de comunicación antes de la sacudida provocada por la crisis económica a partir de 2008. Ya en la década de los noventa, autores como Najat El Hachmi, Ahmed Daoudi, Rachid Nini, Donato Ndongo-Bidyogo o Víctor Omgbá, lejos de recrearse en un El Dorado inexistente, denuncian el sistema económico y político y las penalidades del inmigrante en España.  Así, desde la periferia del canon literario, esa literatura conecta con la novela de posguerra y anticipa a la vez un nuevo compromiso político y social que, tímidamente, empieza a renacer y que destaca por su carácter global.

Carmen Artime (King’s College London)

Numancia errante en Albión: Un exilio minoritario de la República (1939-1975)

La ausencia del contacto con las raíces se vive como “un estado discontinuo del ser”, que otorga una dramática separación de los orígenes. Experiencia que sufrieron algunos intelectuales tras la guerra civil, especialmente dentro del colectivo republicano refugiado en Inglaterra, disidentes al régimen franquista. Quienes constituyeron un pequeño agrupamiento político y reorganizaron el ambiente cultural hispánico. Creadores del Instituto Español de Londres, se relacionaron con sectores de la cultura académica británica. El desarrollo cultural atenuó la concepción del exilio como un castigo político que los alejaba de sus raíces populares.

Existen personajes de relevante importancia para la cultura española de principios del siglo XX que permanecen todavía en el  olvido. La reconstrucción de la vida literaria para los exiliados fue otro punto decisivo en aquella etapa, que comprendió la II Guerra Mundial y la Guerra Fría.

Araquistaín cita: “Somos una admirable Numancia errante que prefiere morir gradualmente a darse por vencida”. ¿Qué lugar constituye en la historia de los exiliados republicanos la minoritaria representación en Albión? ¿Cómo planteaban el problema de España en el contexto de la posguerra europea, hacia donde dirigían sus miradas? Debemos desarrollar un análisis sobre la reorganización cultural hispánica, impulsada principalmente por la búsqueda de una identidad cultural en el exilio.

María Rosario Quintana (Marshall University)

El exilio a través de la correspondencia de Camilo José Cela: la función de

papeles de Son Armadans

La especial relación de Cela con el texto epistolar hizo posible que se reunieran en su archivo unas noventa mil cartas. Examinamos trece epistolarios, recogidos en Camilo José Cela: Correspondencia con el exilio, intercambiados con trece ilustres exiliados. Muchas de estas cartas datan de finales de los años cincuenta y principios de los sesenta. El año 1957 coincide en ser comienzo de varios epistolarios debido a la búsqueda celiana de colaboraciones de distinguidos escritores exiliados en Papeles de Son Armadans. Cela comunica a Cernuda haberse impuesto la tarea de “ser la cabeza de puente –y a veces, la cabeza de turco– de lo que creo más auténtico y sano de los españoles de nuestro amargo tiempo”. Con esta labor, Cela se presenta como enlace posible entre España y los escritores españoles exiliados al otro lado del Atlántico. José Manuel Díaz de Guereñu no ha dudado en destacar su eficiente habilidad retórica como estrategia de seducción, a fin de convalidar sus empresas literarias en el exilio. En suma, los trece epistolarios muestran la tensa convivencia de varias generaciones de escritores españoles afectados por la historia de su país, así como el notable papel que Camilo José Cela se impuso asumir dentro de ella.

Advertisements